Cómo utilizar aceite de rosa mosqueta para el cuidado de tu piel

Añadir unas gotas de este aceite a tu hidratante habitual previene el envejecimiento cutáneo y ayuda a reducir estrías, manchas y marcas.

El aceite de rosa mosqueta es uno de los más utilizados para el cuidado de la piel. Se extrae de las semillas de una planta silvestre que crece principalmente en la zona de los Andes y que lleva por nombre científico Rosa afinis rubiginosa.

Así Actúa…

El secreto de su eficacia está en su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, licopeno, caroteno y vitaminas A, E, C y B1, que lo dotan de múltiples beneficios para tu piel. Resulta muy útil en multitud de aspectos.

En caso de cicatrices. Es considerado un potente regenerador natural. Se recomienda aplicarlo a diario sobre las cicatrices que dejan algunas intervenciones quirúrgicas. También mejora el aspecto de las quemaduras y proporciona excelentes resultados tras un tratamiento de peeling.

Si hay manchas. Atenúa las oscuras causadas por hiperpigmentación de la piel que pueden deberse a un embarazo, a la ingesta de anticonceptivos, a la menopausia, a problemas hepáticos u hormonales o al sol, entre otros desencadenantes. Con el tiempo, este aceite logra difuminarlas.

Contra varios trastornos. Atenúa de forma eficaz los brotes de psoriasis y se utiliza asimismo para aliviar la dermatitis atópica, las úlceras de piel y también los eccemas.

Como calmante. Es de las mejores soluciones para calmar las pieles sensibles e irritadas. E incluso puede servirte como un after sun revitalizante tras haber tomado el sol.

Como antiedad. Nutre e hidrata profundamente todo el cuerpo, reduciendo poco a poco los signos de envejecimiento. Es especialmente eficaz cuando se trata de reducir las lineas de expresión en el contorno de los ojos, los labios y el cuello. También revitaliza las células que producen el colágeno y elastina, contribuyendo a una mayor firmeza y elasticidad cutánea.

Por su efecto protector. Evita la oxidación y la formación de radicales libres; y previene el efecto de las agresiones externas porque los ácidos grasos y vitaminas que aporta quedan almacenados en la membrana celular, creando un colchón de protección. Sin embargo, no suele recomendarse su uso en pieles grasas o con problemas de acné.

…Y así se utiliza

A la hora de comprarlo, fíjate en que sea de primera presión en frío (se indica en la etiqueta). Este proceso conserva intactas sus propiedades, obteniendo un producto de máxima calidad. Puede aplicarse directamente sobre la piel y se utiliza de varias maneras:

Como aceite de masaje. Resulta muy útil para evitar la aparición de estrías durante el embarazo (se recomienda utilizarlo a diario desde los primeros meses de gestación sobre la zona del abdomen y el pecho) o también las que son consecuencia de grandes pérdidas de peso.

Como mascarilla capilar. Extiende el aceite esencial de rosa mosqueta sobre el cabello y, a continuación, envuelve la cabeza con una toalla caliente. Transcurridos 30 minutos lava tu melena con un champú suave. Este remedio nutre los cabellos secos y castigados.

En forma de tónico. Mezcla 95ml de agua de rosas con 5ml de aceite de rosa mosqueta. Este tónico es muy eficaz para tratar las pieles secas. Agita siempre la mezcla antes de usarla. Aparte del aceite hay otras presentaciones de rosa mosqueta, como la semilla en polvo, componente habitual de exfoliantes naturales.

Tus propias fórmulas de belleza

Mascarilla para pieles secas. Mezcla 20 gotas de aceite de rosa mosqueta con una cucharadita de miel y una manzana triturada. Deja actuar sobre el cutis 15 minutos. Se recomienda utilizar, por lo menos, una vez a la semana.

Exfoliante para manos ásperas. Se suavizarán de inmediato si les aplicas esta loción natural: añade a una cucharadita de zumo natural de limón, una cucharada de sal y 15 gotas de aceite. Puedes repetir la operación semanalmente.

Baño relajante y suavizante. De vez en cuando, prémiate con un baño relajante. Lo será en extremo si incorporas al agua una cucharada de rosa mosqueta y un vaso de infusión elaborada a base de manzanilla y melisa a partes iguales.

Loción hidratante. Para hidratar el cuerpo mezcla medio yogur natural, dos cucharadas de aceite de almendras y una de rosa mosqueta. Otra opción más simple es echar unas gotas del aceite a tu hidratante habitual. Notarás la diferencia.

Productos cosméticos que incluyen rosa mosqueta

Armonía Bio

Armonía Bio

Crema regeneradora que reduce las arrugas y las manchas oscuras.

Pheregal

Pheregal

Para conseguir un 40% más de volumen en los labios en solo 29 días.

Santiveri

Santiveri

Hidratante en gel para una aplicación más fácil y mayor penetración.

Corpore Sano

Corpore Sano

Aceite 100% puro de rosa mosqueta, de la primera presión en frío.

Dr. Sebagh

Dr. Sebagh

Sérum hidratante que calma las pieles más sensibles e irritadas.

Huiles & Baumes

Huiles & Baumes

Aceite seco que resulta muy eficaz utilizarlo a modo de after sun.

Secretos del agua

Secretos del agua

Agua purificante facial para limpiar las pieles mixtas y grasas.