Spa

Spa significa “Salus per aguam” -Salud a través del agua-, por lo que el concepto se unió a otras técnicas de salud y relajación en los que, en la mayoría, interviene el agua. Por eso en todos los SPA existe siempre la “hidroterapia”. El agua representa para el ser vivo, en general, uno de los elementos esenciales para su supervivencia.

Cada vez están más de moda, y es que con la vida tan ajetreada y llena de estrés que los habitantes del mundo entero vivimos, es una bendición que se hayan inventado lugares como los SPA. Anteriormente eran lugares exclusivos de gente con dinero y adictos a las comodidades. Afortunadamente, ahora hay SPAS para todos los gustos y posibilidades económicas, no se necesita contar con un gran presupuesto para disfrutar de un masaje, una hidroterapia o simplemente relajarse en un lugar lleno de paz y armonía.

Como un “nice to know” y para todos aquellos que se preguntan de donde proviene el concepto SPA, pues les comento que SPA es el nombre de la localidad del Bélgica donde estaba el primer hotel que brindó este tipo de servicios, y se encuentra ubicado en el bosque de Las Ardenas, en la provincia de Lieja. Este fantástico lugar adquirió fama gracias al bienestar producido por sus aguas termales provenientes de diecisiete manantiales.

Spa significa “Salus per aguam” -Salud a través del agua-, por lo que el concepto se unió a otras técnicas de salud y relajación en los que, en la mayoría, interviene el agua. Por eso en todos los SPA existe siempre la “hidroterapia”. El agua representa para el ser vivo, en general, uno de los elementos esenciales para su supervivencia.

Al hombre, entre otras utilidades, ese líquido también le reporta beneficios inestimables cuando es usado en terapias de diversos tipos. Hay documentos que demuestran el conocimiento y la utilización de la hidroterapia ya por los antiguos pueblos chinos, pero su utilización propiamente dicha solamente se difundió a partir del siglo XIX, cuando el pastor protestante Sebastián Kneipp la sistematizó.

La hidroterapia es la parte de la terapéutica física que tiene como objetivo el empleo del agua como agente terapéutico en cualquier estado físico o temperatura, utilizando sus características químicas, mecánicas y térmicas, contribuyendo al alivio y curación de diversas enfermedades.

Etimológicamente, encontramos el origen de la palabra en los términos griegos “Hydor” que significa agua y Therapehia que significa terapia, así que por ésta razón es que en los Spas siempre existirán terapias en donde el agua se hace presente.

Hoy un Spa es un ámbito para encontrar la armonía perdida por medio del mejoramiento del estado físico, dietas de purificación, control de peso con gastronomía de alto nivel, hidroterapia, talasoterapia, aromaterapia, prácticas de golf y tenis, fitness center y una amplia gama de actividades turísticas y culturales en un entorno de confort y refinamiento.

Los Spas son de mis lugares favoritos, aunque me declaro enemiga de los masajes. Prefiero disfrutar de otras terapias de relajación. He tenido la oportunidad de visitar varios en muchos lugares, así que, queridos lectores, en la columna de hoy les hablaré precisamente de estos templos dedicados a brindar un oasis a sus visitantes para su confort y equilibrio.

En Ontario, Canadá, existe un lugar hermoso, hay que huír hacia el área Port Hope/Cobourg, que es famosa por sus spas en los hermosos Northumberland Hills. Aquí es posible disfrutar del bienestar y una vida saludable en una multitud de spas en la Región del Niágara incluyendo el Spa at White Oaks, famoso por su “Nectar of Niagara Scrub and Massage”, el programa que más he disfrutado aquí es una exfoliación corporal con uvas pulverizadas y un masaje de vino y miel tibios. La sensación es deliciosa y el descanso para el cuerpo una bendición.

También al norte de Toronto, si se va en pareja no hay como vivir un romántico escape en el Aboriginal Tipi Spa de Highfields Country Inns, en donde el “masaje vigorizante para parejas” incluye Reiki y una meditación guiada. Acudir en pareja es una experiencia muy regeneradora, ya que no sólo se aprovecha para meditar con el ser humano, si no en consentir el cuerpo del ser amado, valorarlo y salir curado y lleno de energía positiva (creo que necesitamos ese, Capitán Noroña).

En Chile encontramos la región austral, hace añisimos estuve por aquello rumbos y existe junto a los eternos hielos continentales bosques frondosos y muy hermosos, ahí se encuentra un SPA llamado Termas de Puyuhuapi, en donde es posible combinar las bondades de los baños termales en tres piscinas a nivel del mar y los tratamientos de talasoterapia –es decir, los que se realizan en un ambiente marino con agua, barros, algas y calor– , para después disfrutar de una caminata a través de la selva fría hasta el Ventisquero Colgante, en el Parque Nacional Queulat, navegar en kayak, salir al encuentro de toninas y lobos y hasta comer sanamente, mientras uno se deleita con platos de pescados y mariscos.

En Suiza se dice que están los mejores Spas en el mundo entero, recordemos que por aquellas lejanas tierras (en donde vive mi hermosa cuñada Eva Noroña, a quien le deseo de todo corazón salga bien de su operación, por cierto) se encuentra la fabulosa clínica La Prairie, fundada desde 1931 para la bendición de nuestros rostros. Esta clínica, y no es un secreto, aunque podría serlo, guarda celosamente bajo siete llaves los nombres de sus más famosos habitúes que buscan aumentar la intensidad del placer de vivir por medio de la revitalización celular. Afortunadamente es posible acceder a esta clínica Spa y tomar un programa completo y exclusivo de salud – belleza – silueta a cargo de esteticistas y dietistas. El nuevo Spa o Club de Salud está equipado con aparatos para sincronizar el masaje y el ritmo cardíaco, estimular la musculatura en 17 minutos que equivalen a una hora de aerobic, contraer músculos y remodelar así, senos, glúteos, muslos y brazos; renovar células epidérmicas con softláser, tratar la flacidez y prevenir y eliminar las arrugas del rostro. A través de la terapia cromática (uso de las fuentes de luz) se combaten estrés, celulitis, acné, flacidez corporal y acumulaciones de grasa. El programa no obliga a estar internado y aprovechar el magnífico paisaje de los Alpes y el lago de Ginebra, ¡queeeeee tal!

Argentina también cuenta con maravillosos templos dedicados a la belleza y el confort de los cuerpos y rostros, particularmente me fascina el Llao Llao Hotel and Resort, sobre los lagos de Nahuelhuapi y Perito Moreno, hermosamente decorado por los cerros López y Tronador. Este SPA, luego de estar cerrado por más de 15 años, reabrió sus puertas modernizadas con los últimos adelantos tecnológicos, pero preservando fielmente la concepción original que tuvo Alejandro Bustillo en 1938. El lugar está decorado con piedra y madera en armonía con el paisaje. Sus habitaciones tienen una inmejorable vista y cuenta con un magnífico campo de golf. Los programas del Spa están diseñados para equilibrar, lubricar, hidratar y proteger la piel por medio de masajes, ozonización, aromaterapia y sales de Hungría.

En nuestro país también existen Spas muy buenos, pero pocos lugares complacen la búsqueda de total satisfacción del cuerpo y del espiritu, así que para mi gusto el mejor Spa en México está en el paraíso de la Riviera Maya, y es precisamente el SPA MAYA, que inminentemente conquista a aquellos que saben apreciar el significado de relajación. Aquí es posible experimentar la eterna fuente de energía regenerativa, es un Spa de clase mundial y los extraordinarios tratamientos brindados ofrecen poderosas combinaciones, usan muchos elementos marinos con hierbas aromáticas nativas. El lugar cuenta con vapores, 6 cuartos de tratamientos, yoga en la playa, jacuzzi, e infinidad de placeres para consentir a los huéspedes. El Spa está en el hotel The Tides, antes conocido como Ikal del Mar, en el mejor lugar, Playa del Carmen, son mis rumbos, tal vez por eso es mi favorite-favorite.

Queridos lectores espero que la columna de hoy les haya parecido interesante y entretenida, gracias por sus comentarios a charycam@hotmail.com, mi correo electrónico, y sigan visitando www.nayaritpuntocom.com para estar bien informados.

Por aquí nos encontramos la próxima semana en otra crónica más.

Besos y amor para todos.

Fuente: Nayaritpuntocom