Piel marchita

Para nadie es un secreto que tanto hombres como mujeres quisieran encontrar el elixir de la eterna juventud, o por lo menos retardar los signos de envejecimiento. Y para ello existen opciones con tratamientos seguros.

Existen personas que ignoran o se les olvida que al igual que cada uno de nosotros la piel también nace, se reproduce y muere, porque a medida que pasa el tiempo este órgano, el más grande en nuestro cuerpo, va perdiendo su elasticidad por diversos motivos.

Se puede decir que una piel juvenil se conserva hasta los 20 años, después de esta edad se requiere de más cuidados, “siempre desde que uno nace los padres deben cuidar la piel de sus hijos, creando en ellos hábitos sanos; pero los cambios dramáticos en el colágeno se empiezan a notar únicamente a partir de los 20 años, por lo tanto siempre se deben instaurar a esta edad terapias de hidratación” comenta el dermatólogo colombiano, de la Universidad de Buenos Aires, Campo Elias Páez.

Según éste experto, es imprescindible conocer muy bien el proceso de vida de la piel del ser humano para así realizar los tratamientos adecuados de acuerdo a la edad: A partir de los 20 años la piel se consolida y deja ver los signos de madurez. Entre los 20 y los 30 años aparecen las manchitas o pequeña telagentacias, además con los movimientos faciales y los gestos se van formando las temidas patas de gallo.

Entre los 40 y 50 años las líneas de expresión se marcan en reposo, ya las manchas no son solo visibles, pueden ser papables, razón por la cual puede presentarse la Keratosis actínicas (manchas que se engruesan), incluso las pecas o también conocidas como efélides, que en la época juvenil son bonitas, pero al no ser cuidadas logran volverse más pigmentadas con un aspecto poco agradable a la vista.

Posteriormente hacia los 50 y 60 años todos estos casos se tornan aún más notorios, sobre todo si los cuidados básicos de la piel fueron pobres durante el transcurso de la vida.

Por tal motivo de acuerdo a la edad y sobre todo al estado de la piel el dermatólogo decide el tratamiento a seguir. El Doctor Campo Elias Páez recomienda: “Entre los 20 y los 30 años se tienen que usar protectores solares, hidratantes y cremas compensatorias para colágeno. Hacia los 30-40 años se tiene que ser más agresivo recurriendo a todo lo anterior con la adición de cremas restauradoras, Botox, peeling y materiales de relleno como el ácido hialurónico (sustancias más sólidas y más gruesas) que se ponen en los sitios donde hay líneas o depresiones lo bastante marcadas. A partir de los 40 y los 50 se puede agregar o asociar otros métodos aún más rigurosos como la fotodinámica para quitar venitas y estimular el colágeno presente en la piel, la manipulación del láser es complementario y en algunos casos se tiene que recurrir ya a las pequeñas cirugías de estiramiento para lograr el rejuvenecimiento facial”.

Recomendaciones de los expertos

  • Antes de los 20 años, se recomienda no exponerse al sol, usar siempre humectante y protector solar durante el día.
  • Regular el baño en cuanto al uso de jabones, pues éstos producen un efecto de resequedad en la piel.
  • Entre la edad de los 20 y los 30, es conveniente consultar al dermatólogo y recurrir a cremas hidratantes y protectores solares que protejan la piel de los rayos ultravioleta.
  • Alrededor de los 30 a los 40 años, se debe aplicar cremas restauradoras como: ácido retinoico, glicólico y combinar productos para prevenir arrugas en los parpados.
  • Después de los 50, además de prevenir las arrugas, es fundamental procurar porque éstas no se sigan marcando. Finalmente de ahí en adelante todo va dirigido a la corrección o rejuvenecimiento facial sin recurrir a cirugías, el cual se puede asociar con técnicas médicas como el láser, el botox, las sustancias de relleno, la Fotodinámica y demás y procedimientos que ayuden a la regeneración de la piel.

Sobre el botox

El médico esteticista, Juan Saab aclara que: “la aplicación de Botox debe ser vista como un tratamiento: Algunas líneas podrán no ser suavizadas de forma ideal en la primera aplicación, pero sí con las aplicaciones subsecuentes. Es una reeducación de la mímica facial que puede tratar líneas actuales y prevenir la formación de nuevas líneas”.

El Doctor Saab explica las propiedades, al ser éste un producto Biológico propicio para aplicar en la piel del ser humano: “el Botox un medicamento obtenido del cultivo de una bacteria; por lo tanto, es clasificado como: producto biológico, y es muy diferente a un producto químico que por su carácter posee sustancias reactivas. De esta forma, cuando una persona decide aplicarse Botox, puede estar segura que se va a someter a un procedimiento en el cual los microorganismos vivos, tejidos u órganos de origen animal o vegetal, son principios activos de procedencia biológica que no pondrán en peligro la salud del paciente¨.

Para tener en cuenta

  • Un botox bien puesto no produce ninguna alteración, pero en manos inexpertas puede producir ptosis palpebral o caída del parpado. También puede dar lugar a una cara asimétrica, porque las arrugas se marcan más en un lado que en otro, de igual forma pasa cuando la piel pierde expresión al quedar muy estática.
  • La efectividad y seguridad del botox se debe a que éste debe ser aplicado por a una persona con conocimiento y experiencia, porque este tipo de sustancia siempre compromete un nervio en el cual se puede alterar la función normal de un músculo.
  • Es importante diferenciar para cada paciente las líneas estáticas de las líneas dinámicas y sugerirle lo que sea cosméticamente más bello y adecuado para cada quien. De esta forma se podrá aplicar el Botox directamente en el músculo donde se encuentre la arruga, además éste es un procedimiento relativamente indoloro en el cual se podrán apreciar los efectos iniciales, dependiendo de cada persona, entre las primeras 48 o 72 horas, al final el resultado se podrá a preciar a los 15 o 20 días máximo.
  • Es importante tener presente la Individualización del tratamiento, pues durante la técnica de aplicación, no se utiliza como estándar puntos fijos e iguales para todos los pacientes, por lo tanto se obtienen resultados plenamente satisfactorios., además aplicar la misma técnica para todos las personas podría provocar dudas con respecto a la eficacia de la toxina y hasta la insatisfacción en los resultados.
  • La permanencia total del efecto del Botox es varia

Fuente: Terra Chile