Migraña durante la menstruación

El 60% de los casos de dolor de cabeza relacionado con la regla se resuelven con un sencillo tratamiento o el cambio de algunos hábitos. Es cierto que el baile de hormonas provoca diversas molestias pero no debes resignarte a padecerlas.

Una de cada tres mujeres padece dolores de cabeza a causa de la menstruación y, sin embargo, no acude al médico. Los propios especialistas reconocen que se trata de una dolencia infratratada ya que se asume como algo “normal” y, por lo tanto, no siempre se diagnostica. De hecho, la mitad de las mujeres que deciden acudir a la consulta no sigue ningún tratamiento.

Las causas de este tipo de dolor de cabeza se relacionan con una respuesta exagerada ante los cambios hormonales que se producen en el cuerpo por el ciclo menstrual. Aparece cuando los niveles de estrógenos disminuyen antes de la ovulación y de la menstruación. Entonces se activan ciertas proteínas que producen vasodilatación e inflamación en los vasos sanguíneos, dando lugar a una mayor sensibilidad de los nervios y provocando dolor.

No lo padecen todas las mujeres y, aunque no se sabe exactamente por qué existen estas diferencias, parece depender de la sensibilidad genética del cerebro de cada mujer ante este tipo de cambios químicos. Es la misma relación que existe, por ejemplo, ante los cambios atmosféricos o el ayuno.

Controla tu ciclo para prevenir el dolor

Quizá padeces dolores de cabeza regularmente pero nunca te has parado a analizar durante qué periodos en concreto te suele sobrevenir el dolor. Fijarte en este detalle te servirá para identificar si estas molestias están de verdad relacionadas con la menstruación y conocer este dato te dará una ventaja de oro a la hora de prevenirlas. Ten en cuenta que en el 60% de los casos unos sencillos cambios de hábitos son suficientes para aliviarlos dolores de cabeza asociados a los cambios menstruales.

Apunta en un calendario los días en los que sufres estas molestias. Y si sueles tener migrañas fíjate también si durante el período estas se vuelven más severas porque los estudios demuestran que los cambios hormonales pueden agravarlas. Si estas molestias aparecen (o son más intensas) durante los 2 días anteriores a la menstruación y los tres posteriores significa que tú si eres sensible a los cambios hormonales. En este caso, te recomendamos que inicies el siguiente plan de prevención que te ayudará a “preparar” tu cuerpo durante los días previos a la menstruación para reducir los efectos que el baile de hormonas provoca en tu organismo. De este modo lograrás aliviar el dolor de cabeza.

Contrarresta los efectos de los cambios hormonales

La disminución de los niveles de estrógenos en tu organismo es solo uno de los factores que influye en la aparición de estos dolores de cabeza. Intenta detectar otros factores que pueden estar contribuyendo a agravar las crisis y que sí puedes controlar durante los días previos a la regla

Alimentación. Los alimentos que contienen sustancias vasodilatadoras agravan los episodios de migrañas y cefaleas en algunas mujeres. Te recomendamos… Durante la semana previa a la menstruación intenta disminuir la ingesta de alimentos ricos en tiramina (como el queso curado, el hígado de pollo, las nueces o los arenques). Evita también el vino, la cerveza, los embutidos, el chocolate y las conservas ya que contienen aminoácidos que pueden agravar el dolor.

Estrés. Si estás relajada durante los días previos a tu menstruación evitarás que los músculos de la cabeza estén en tensión, un factor que agudiza el dolor de cabeza. El doctor Samuel Diaz Insa, neurólogo y coordinador del Grupo de Estudios de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), recomienda practicar técnicas de relajación para combatir este tipo de migrañas. Los masajes en la cabeza y el cuello también pueden ayudarte. Te recomendamos… No tomes ningún tipo de excitante (como el café o el té) durante estos días e intenta aplazar para otra semana las situaciones que prevés muy estresantes. Ten en cuenta además que, según los especialistas, rodearse de un ambiente agradable y tranquilo contribuye a aliviar el molesto dolor de cabeza.

Si todo lo demás no funciona. Se suele recomendar la toma de un antiinflamatorio no esteroideo (como el ibuprofeno) dos o tres días antes de la regla. Si las crisis son muy intensas pueden recetarte triptanes, una medicación que provoca efectos secundarios puntuales como mareo o malestar gástrico. Te recomendamos… Si padeces habitualmente migrañas (no solo durante el período), es muy probable que se agudicen durante la menstruación. En ese caso, continúa con tu tratamiento habitual sin aumentar la dosis y, solo si el dolor es muy agudo, recurre a un antiinflamatorio.

Un suave alivio para el dolor de cabeza

Masajes. Es probable que encuentres alivio a tu dolor si ejerces presión con el pulgar y el índice en el puente de la nariz, en ángulo con los ojos. Masajea también tus cejas, siguiendo con tus dedos su dibujo. Puedes relajar tus sienes colocando los dedos sobre ellas y presionándolas un poco. Realiza un movimiento muy lento trazando círculos hacia el exterior.

Ejercicios de relajación. Relajar la contracción de los músculos de la cara aliviará tus migrañas Abrir y cerrar los ojos, presionar la lengua contra el paladar y sonreír hasta notar tensión en las mejillas son algunos ejercicios de relajación que te ayudarán. Haz movimientos rotativos con la cabeza (solo medio círculo, de un hombro otro) para eliminar la tensión cervical.