¿Porqué tengo manchas en las axilas? ¿Cómo las quito?

Cuando llega el buen tiempo, es el momento de andar ligera de ropa exibiendo mucho más nuestro cuerpo femenino. Y no hay que olvidar de las axilas que n estarán tan escondidas con en el invierno. Precisamente de las manchas que oscurecen las axilas dedicaremos estas líneas.

Las axilas son de las regiones del cuerpo que más glándulas sudoríparas acumulan y el líquido que segregan es caldo de cultivo ideal para las bacterias que ocasionan un molesto olor a sudor que puede ser prevenido aplicando, luego del baño y justo antes de comenzar un día de labor, un desodorante efectivo.

Pero el tema de las axilas manchadas es mucho más severo y difícil de tratar que el olor a sudor pues las causas son diversas.

Las causas de las machas de las axilas

Los especialistas citan entre las causas más frecuentes para las machas en las axilas a la herencia genética —en ese caso se recomienda aplicar las mismas cremas que se usan para las manchas en el rostro—; la acumulación de células muertas — lava tus axilas utilizando algún jabón exfoliante y una esponja marina natural—; el uso continuado de desodorantes con alcohol —sustitúyelo por uno natural sin fragancia ni alcohol—; y la química de algunas cremas depilatorias —suspende el uso de crema y elimina el vello con maquinillas, cera o tratamientos de láser—.

Como medida preventiva para estos cambios de coloración tan poco estéticos, puedes recurrir a la aplicación de crema hidratante en cada axila luego del baño diario.

¿Cómo quitar las manchas de las axilas?

Manchas en las axilasCuando nos descubrimos con las axilas manchadas, lo primero es conocer las causas de las manchas en las axilas pues de su erradicación dependerá la efectividad de las cremas caseras que le dejo a continuación.

Cremas caseras y naturales contra las manchas en las axilas

1- Prepara una mezcla 3 gotas de glicerina, 3 de jugo de limón y 3 de aceite de almendra. Aplícala en tus axilas una vez al día, minutos antes del baño. La solución conserva sus propiedades hasta 24 horas en refrigeración. Si una vez concluido ese plazo, aún te queda, deséchala y prepara una nueva.

2- Toma 2 cucharadas de yogurt natural y disuelven ellas igual cantidad de glicerina natural y el jugo de un limón chico. Limpia tus axilas con una motica de algodón impregnada de aceite de oliva, y luego aplica, cada noche durante dos semanas, la mezcla de yogurt, glicerina y limón. Descansa una y si no ha sido suficiente repite el ciclo. La mezcla conserva sus propiedades hasta dos semanas si se mantiene en refrigeración.

3- Coloca un pepino fresco en la licuadora y prepara una pulpa a la que debes añadir dos gotas de jugo de limón y una pizca de cúrcuma —en algunos países de América Latina se le conoce como curry o azafrán—. Aplícatelo de 10 a 20 minutos una vez cada tres días. Ocasionalmente la cúrcuma puede dejar una mancha amarilla que se quita empleando leche o yogur natural.

4- Si las manchas son recientes, prueba a exfoliarlas con una mezcla de una cuchara de bicarbonato, dos gotas de limón y agua oxigenada. Deja actuar el remedio durante 20 minutos y luego enjuaga con abundante agua.

5- Otro efectivo exfoliante es el resultado de combinar la miel de abejas con un poquito de azúcar y frotar el reparado con una motica de algodón.

Por último, y no menos importante, es la aplicación diaria de una crema humectante luego del baño y el depilado.

No está de más recordar que debe evitarse el uso de desodorante sobre la piel recién depilada o rasurada y que en caso de irritación es importante suspender todo los tratamientos y acudir al dermatólogo.

Escrito por Rosa Mañas

Fuente: Diariofemenino.com